Copyrights @ Journal 2014 - Designed By Templateism - SEO Plugin by MyBloggerLab

,

Alcalá de Júcar (Albacete)

Para visitar este pueblo serrano hay que dejar el coche al otro lado del puente que salva el Júcar y adentrarse a pie en una de esas ciudades laberínticas que ha sabido conservar su legado histórico y sobre todo, su urbanismo medieval. Alcalá no es lugar de grandes monumentos ni de edificios singulares. Todo lo contrario. Su encanto radica en lo sencillo, en lo popular. En su estampa encaramada sobre la hoz del río Júcar, en uno de los rincones más puros y más desconocidos de la comarca de La Manchuela.

Información. Oficina de Turismo de Alcalá de Júcar

Plaza Mayor de Almagro (Ciudad Real)

Cuado uno se sitúa en el centro de la plaza Mayor de Almagro, una de las más bellas de Castilla, le entran ganas de recitar a Lope de Vega o a Calderón. Su disposición rectangular, rodeada de balcones y galerías porticadas a modo de plateas populares, recuerdan un inmenso escenario teatral. De hecho, esas galerías de madera de color verde soportadas por 81 columnas de piedra fueron utilizadas como palcos para actos públicos de toda índole, incluidas corridas de toros, hasta su prohibición en 1785. Más referencias escénicas: en una de las casas que da a la plaza se descubrió el mejor de los corrales de comedias -teatro populares del siglo XVII que solían usar el patio de las posadas- que han llegado a nuestros días. En él se celebra cada año el Festival de Teatro Clásico de Almagro. Una plaza muy teatral, sin duda.

Información. Oficina de Turismo de Almagro
, ,

Molinos de Campo de Criptana y Consuegra (Ciudad Real y Toledo)

 
 
La cita te viene a la cabeza nada más verlos: “… porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o poco más desaforados gigantes con quien pienso hacer batalla”... Pero no son gigantes, sino molinos, como bien advertía el bueno de Sancho. Los diez molinos de viento de Campo de Criptana (Ciudad Real) se alzan sobre un cerro como gigantes de la historia, monumentos vivos de nuestro pasado industrial. De los diez, tres conservan la maquinaria original del siglo XVI. Los otros siete son museos de lo más variopinto: de la labranza, de la pintura, del poeta Vicente Huidobro e incluso de la mismísima Sara Montiel, vecina ilustre de Campo de Criptana. En Consuegra (Toledo) se conservan otros doce perfectamente alineados en el cerro Calderico.

 
Información. Oficina de Turismo Campo Criptana, Turismo Consuegra.
, ,

Yeste y el río Segura en Albacete



Yeste es la capital de la zona albaceteña de la Sierra del Segura. Además de su interesante casco monumental, Yeste tiene el atractivo de ser el punto de entrada a una de las zonas más remotas y desconocidas de la comunidad castellanomanchega: la cuenca alta del río Segura, que comparte con la provincia de Jaén. Una comarca de pinares y roquedos con pequeñas aldeas y rincones maravillosos para los amantes del senderismo y la naturaleza como los valles del Zumeta y el Tus -dos afluentes del Segura-, las Juntas de Miller o el embalse de Anchuricas
,

Nacimiento del río Cuervo y serranía de Cuenca


Tampoco tienen nada que ver los parajes verdes y húmedos de la serranía de Cuenca con los tópicos de la llanura manchega, pensada siempre como eterna planicie dorada. Beteta es una de las localidades más importantes de la serranía, a la que se accede través de un cañónque se cierra vertiginosamente durante más de cinco kilómetros. Uno de los lugares más espectaculares es el nacimiento del río Cuervo, que brota entre tobas y helechos.
Información. Turismo de Cuenca

Visita el Castillo de Belmonte

A esa ventana enrejada del fondo, sólo una hora al día, se asomaba la Princesa de Éboli durante su encierro…


Os recomendamos encarecidamente visitar Pastrana (Guadalajara) y descubrir toda la Historia e historias que esconde la preciosa Villa Ducal. Ostenta el título de Conjunto Histórico Artístico.






Turismo en Valenzuela de Calatrava


En Valenzuela de Calatrava,A raíz de la batalla de las Navas de Tolosa (1212) el territorio es conquistado por los cristianos y entregado como señorío a la Orden de Calatrava. Por orden del 9º Maestre, fray Gonzalo Núñez de Novoa, los derechos sobre Valenzuela pasan a la villa de Almagro, pese a ser ésta de posterior fundación.

El nombre parece ser que deriva de la buena calidad de su suelo, según Hervás y Buendía (Diccionario Histórico-geográfico de la provincia de Ciudad Real) se trataría posiblemente de un diminutivo de Valencia por su situación en zona de huertas; en las Relaciones Topográficas de Felipe II se dice que se llamó Valencia de los olores "respecto de los huertos que en el había y muchas arboledas" (contestación 1ª). Una segunda teoría más inverosímil, de tradición oral, relaciona el topónimo con el nombre de un coronel cuya viuda cedió estas tierras a sus pobladores con la condición de que le pusiesen a la villa el apellido de su esposo.

Durante toda la Edad Media Valenzuela pleiteó con el fin de conseguir su independencia de la cabeza de la Orden. El 18ª Maestre, D. Juan Núñez de Prado, cedió a los vecinos del pueblo la Dehesa del Jucar de la Nava (1322) para que sus rebaños pudieran pastar, lo que contribuyó enormemente a su repoblación, convirtiéndose Valenzuela en una de las 130 encomiendas de la Orden (1331). Poco tiempo después las epidemias y el hambre disminuyeron notablemente su población, reduciéndose ésta a solo 13 vecinos en 1507 por lo que la Chancillería de Granada condenó a Valenzuela a ser de nuevo aldea de Almagro.

La tan ansiada libertad no llegará hasta 1538, cuando Valenzuela recupere la categoría de"villa de por sí con jurisdicción alta y baja, y mero, y mixto imperio como antes solía". Pero no de forma gratuita sino mediante pago de 2.000 ducados de la villa a la Real Hacienda, necesarios para las guerras que Carlos I llevaba a cabo en Europa y el Mediterráneo. Como muestra de gratitud el Concejo adoptó como armas propias el águila bicéfala del emperador, junto a la Cruz de Calatrava (a cuyo señorío perteneció), el castillo (a cuya sombra se cobijaron los primeros pobladores) y el toisón de oro de la ciudad de Almagro.

Poco tiempo conservará Valenzuela su libertad. En 1554 la princesa Dña. Juana, acogiéndose a las autorizaciones pontificias para enajenar y vender bienes y vasallos de las Ordenes Militares, vende la villa, su término y jurisdicción a Diego Alfonso de Madrid, regidor de la Ciudad de Almagro, que se convierte así en Señor de Valenzuela previó pago de 10.164.068 maravedíes. Descendientes de este primer Señor serán los Zúñiga, que ascenderán a la hidalguía y gobernaran la villa durante el siglo XVII, y posteriormente los Osorio que en 1773 conseguirán el Marquesado de Torremejía como pago a sus servicios de armas en Italia, gozando de prerrogativas y derechos aún después de suprimido el señorío en el siglo XIX.

La Iglesia Parroquial data de 1560, construida sobre el solar del antiguo castillo árabe, y con materiales reutilizados (se pueden contemplar estelas visigodas en sus muros). Consta de una única nave a la que esta adosada una capilla dedicada a la patrona la Virgen del Rosario construida en 1901; carece de torre y se encuentra rematada por una espadaña donde se encuentra el campanario. El interior cuenta con una remodelación neoclásica del siglo XVIII. El retablo del altar mayor es de madera policromada y coronado por un escudo con los apellidos ilustres de los marqueses (Mejía, Osorio, Zúñiga y Narváez), protectores de la Parroquia. En una pequeña hornacina se conserva la talla de una virgen gótica, la más antigua de la localidad, probablemente Nuestra Señora de la Nava.

De finales del siglo XVII es la ermita del Santo Cristo de la Clemencia, de estilo desornamentado. Su nave principal es cuadrangular, cubierta con falsa bóveda de cañón sustentada por pilastras adosadas al muro. En la pechina de la cúpula hay 4 escudos policromados que representan a los 4 evangelistas y en la cabecera el altar mayor con la imagen del Santo Cristo. Existe una segunda nave construida con posterioridad y que dota a la iglesia de una planta de cruz latina.

Fuente : Ayto Valenzuela de Calatrava.

Salón Internacional de Enoturismo en Ciudad Real

 Primer Salón Internacional de Enoturismo en Ciudad Real

El Salón Internacional del Enoturismo (SIE), organizado por primera vez en la provincia de Ciudad Real, del 16 al 18 de Octubre, te ofrece un espacio de ocio para mostrarte la oferta turística relacionada con el vino... Te sorprenderá

,

Visitas Guiadas al Parque Nacional de Cabañeros



Durante los meses de Septiembre y Octubre, se da lugar uno de los espectáculos más impresionantes de la naturaleza, "la berrea del ciervo". El celo de los machos de esta especie, nos da la oportunidad de observar facilmente a los magníficos ejemplares, así como sus luchas y por supuesto su peculiar sonido.

La observación de La Berrea del Ciervo se puede realizar en el interiór del Parque Nacional de Cabañeros ó en Los Montes de Toledo.

Acompañados por un guía intérprete y subidos a bordo de unos vehículos todo terreno, nos acercamos hasta las mejores zonas de observación.
Enlaces Relacionados:
, , , , , ,

Enoturismo en Castilla la Mancha, Divinum Vitae



Hace ya cerca de tres años que se fundó Turismo Enológico de Castilla-La Mancha, una asociación cuyo fin es difundir, apoyar y fomentar la cultura del vino. Actualmente, la integran 30 bodegas que comercializan su oferta enoturística con el lema Divinum Vitae, Vida Divina, Vida del Vino, dos palabras que resumen la filosofía que esta asociación de bodegueros quiere trasladar a los visitantes.Además, forma parte del Club de Producto de este área creado por el Instituto de Promoción Turística de Castilla-La Mancha (IPT), lo que ha significado un fuerte impulso para el desarrollo de sus actividades. Entre ellas, destaca el desarrollo de diez rutas enoturísticas en la región, la publicación de una Guía en la que se reflejan todos los servicios turísticos que ofrecen las bodegas, la creación de una página Web (http://www.enoturismocastillalamancha.com/), la implantación de un estándar de calidad en el enoturismo (inexistente hasta el momento), la participación en ferias o la confección de productos para comercializarlos a través de turoperadores.

Enoturismo Bodegas Sanchez Muliterno

Finca El Guijoso está 'dotada de modernas instalaciones para vinificar una producción limitada con las máximas garantías de calidad', con una producción anual de unas 200.000 botellas.



En 1984 se plantaron las primeras viñas en la Finca El Guijoso, ubicada en la localidad albaceteña de El Bonillo. Su finalidad: producir uvas de alta calidad para elaborar grandes vinos. El consejero delegado, Juan Sánchez-Muliterno García, asegura que está 'dotada de modernas instalaciones para vinificar una producción limitada con las máximas garantías de calidad', con una producción anual de unas 200.000 botellas. Para lograr esa calidad, han optado por la vendimia a mano en caja pese a que el viñedo en espaldera permite la utilización de máquinas. Las variedades plantadas son cabernet sauvignon, merlot, syrah y tempranillo, en tintos; y chardonnay y sauvignon blanc, en blancos. Precisamente, la vinificación de los blancos se realiza fermentando en barrica de roble francés Allier nueva tras un prensado suave en prensa neumática y maceración del mosto en frío para preservar las mejores cualidades. Una técnica que ha supuesto un aumento en la calidad del Divinus, muy apreciado por los consumidores. Y es que para los propietarios de esta bodega, “la innovación reside en utilizar los elementos tecnológicos al servicio de la calidad, es decir, en no alterar de ninguna forma la naturaleza y el proceso natural de la vinificación, tan sólo garantizando la higiene y sanidad del proceso”.

Además, Sánchez Muliterno destaca por tener el exclusivo reconocimiento de Denominación de Origen Pago, denominada D.O. Pago Guijoso, así como por producir vinos sanos al no utilizar productos fitosanitarios en el viñedo y por elaborar vinos con gran personalidad al utilizar levaduras seleccionadas autóctonas para la fermentación, marcando un terroir de gran singularidad.



Esta apuesta por la excelencia se traslada al resto de actividades que se pueden realizar en la finca. De las cerca de 3.000 hectáreas de extensión, la mitad se dedican a la agricultura y el resto es monte bajo y medio, con unos bosques claros de encinas y sabinas únicos en el mundo, hábitat ideal para la caza. Además de los viñedos y la bodega, cuenta con instalaciones para ganadería, olivos, así como de casas de entre dos y cinco dormitorios para alojar a los visitantes. También dispone de un pabellón de caza en el que se pueden realizar convenciones de empresa y cursos de cata.

Alojamiento en Casas Rurales en la Bodega

* Dispone de 6 casas rurales con diferentes capacidades: 4, 5, 6, 8 y 10 personas
Periodo:
bajo reserva

Nº personas, grupos:
4, 5, 6, 8 y 10

Curso de cata diferentes niveles con visita a la bodega y viñedos


Horarios de la actividad: bajo reserva

Nº personas, grupos:
min 10 - max 30

Visita guiada a la Bodega y viñedos con degustación de un vino

Horarios de la actividad:
De Lunes a Viernes:
09.00hrs - 14.00hrs / 16.00hrs - 18.00hrs
Fines de semana:
bajo petición


Nº personas, grupos:

min 4 - max 14

Fuente : Enoturismo Castilla La Mancha

Enoturismo Bodegas Olcaviana

Olcaviana nació asentada en una empresa familiar de cultura vitícola de varias generaciones, representada en el siglo XX por la figura de Tomás Ruiz, viticultor, hombre curtido en tareas de cultivo de viñas y propietario de una bodega familiar con capacidad para 200.000 litros. La tradición del cultivo se basó en cepas de porte bajo, con rendimientos basados en la climatología en una zona idónea para el cultivo de la vid, con suelos calcáreos, arcillosos y clima continental mediterráneo, en el que los inviernos son rigurosos y los veranos calurosos.



Los vinos que se han obtenido en esta bodega son de dos tipos: vinos jóvenes con las características varietales de la uva que proceden, o bien crianzas, en los que intentan mantener las características propias de la variedad con el complemento del roble.




Ahora, la bodega está en manos de sus herederos, que están decididos a escribir otra página en la historia de esta bodega experimentando con la plantación de nuevas variedades. Comenzaron en 1994 con la cabernet sauvignon en forma de espaldera y actualmente cultivan syrah, tempranillo, petit verdot, merlot, chardonnay, viognier, moscatel de grano menudo y gewürztraminer. Y como muestra de su decidida apuesta por la innovación, están experimentando el resultado de las variedades albariño y vermentino en esta zona. Los vinos que se han obtenido en estos primeros años de andadura son de dos tipos: vinos jóvenes con las características varietales de la uva que proceden, o bien crianzas, en los que intentan mantener las características propias de la variedad con el complemento del roble.



La bodega se encuentra situada en el extremo oriental de La Mancha, próxima a La Roda en Albacete, en la carretera hacia Santa Marta, zona de tradición vitícola desde la época romana. Rodeada de viñedos propios, se realizó la construcción nueva con estilo manchego propio de la zona y también se la dotó de maquinaria y equipos modernos en acero inoxidable, intentando aunar la tradición vitivinícola de esta región con las nuevas tecnologías. Y ahora también van un paso más allá al abrir sus instalaciones a actividades turísticas relacionadas con el vino, con el fin de fomentar y apoyar la cultura vitivinícola en la zona.

Curso de cata en bodega / diferentes niveles / bajo reserva

Horarios de la actividad:
De Lunes a Viernes:
todo el día
Sábados y Domingos:
sólo mañanas


Nº personas, grupos:

min 4 - max 8

Visita guiada a la Bodega y Viñedos con degustación de vino

Horarios de la actividad:
bajo reserva


Nº personas, grupos:
min 4 - max 12

Fuente : Enoturismo Castilla La Mancha